miércoles, 2 de mayo de 2012

OPINION DE D. FERNANDO DE LA HUCHA

Querid@ funcionari@:

Si tiene usted la suerte de haber llegado, después de muchos años, a alcanzar la condición de funcionario -de cualquier clase- y tiene la desgracia de enfermar hasta el punto de que le imposilite trabajar, todo ello certificado por otro funcionario (en este caso médico) de la Seguridad Social, le comunicamos que desde el primer día de la baja (antes eran 90 días) el Gobierno pretende que se le reduzca el sueldo en cuantía no definida aún, según consta en el Plan de Estabilidad que hemos mandado a Bruselas y que pueden encontrar, entre otros, en EL PAIS del día 30 de abril de 2012, documento íntegro que no acompaño por su extensión (460 páginas más o menos).
Eso sí, nada dice si quien causa baja por accidente faunístico es el Rey o el Presidente del Gobierno de España o cualquier ministro.
La solución es muy sencilla: páguese usted de su bolsillo un seguro privado de enfermedad que cubra esta contingencia y asunto arreglado.
Yo apoyo la medida porque los funcionarios somos una colección de vagos, indolentes, que, como dijo ayer el Secretario de Estado de Administraciones Públicas (Sr. Beteta, antiguo Consejero de Economía de la Comunidad Autónoma de Madrid), nos dedicamos a "leer el periódico y a tomar cafelitos" (sic), lo cual son declaraciones que nos honran porque presupone que sabemos leer.
Pero como dice Esperanza Aguirre, las reformas de Rajoy son cortas y lentas, de tal manera que quizá lo mejor sea suprimir a los funcionarios tullidos, enfermos y de paso denunciar a los médicos que les dan la baja, que también deben estar en connivencia con ellos.
Se me ocurren varias medidas porque esta vez el bueno de Mariano Rajoy se ha quedado corto; entre otras podríamos citar las siguientes:
a) Prolongar la edad de jubilación hasta los 90 años.
b) Dado que la fiesta de los toros está en decadencia (lamento que me gusten mucho las corridas -de toros se entiende-)utilicemos a los puntilleros en paro para dar una muerte digna a los funcionarios enfermos.
c) En caso de funcionarios que sean matrimonio -previa consulta a Rouco
Varela- bajarles el sueldo por las sinergias económicas que la institucion familiar procura.

Si a eso añadimos, y dejamos el jocandi causa, los recortes en sanidad y en educación (aumento de horas lectivas para muchos, disminución de becas para quienes aspiran a ir a la Universidad), la subida de impuestos, la anunciada subida del IVA para 2013 y las novedades habituales del Consejo de Ministros de los viernes, propongo que, al menos, tengamos la dignidad de que el Consejo de Gobierno declare "persona non grata" al Ministro de Educación, Cultura y Deporte o, en su caso, que privaticemos nosotros mismos la Universidad.
Por cierto, personas más doctas que yo hay en Derecho, pero ¿no afecta al principio de igualdad consagrado en el art. 14 de la CE el que la medida se refiera a los funcionarios de MUFACE y no a otros (autonómicos, locales, militares, jueces, salvo que las Comunidades Autónomas, en el primer caso, así lo decidan?
Perdón por el desahogo pero hoy es 2 de mayo, me siento alcalde de Móstoles, y el Gobierno del PP son una colección de afrancesados (en el peor sentido de la expresión, ya que por lo menos los del siglo XIX eran ilustrados, no iletrados como estos)

Fernando de la Hucha
fernando.delahucha@unavarra.es




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada